Los 5 errores sobre la música de tu boda y cómo evitarlos

Música en boda rural

 

Hay varios errores comunes en todas las bodas en casas rurales y masías, que no dejan de repetirse. Y es que a menudo nos limitamos a buscar los proveedores que necesitamos sin pensar en cómo va a fluir todo el evento.

Hoy quiero enseñarte cuales son los errores que más he visto las bodas de este estilo y te daré la formula gratuita de cómo evitarlos, atentas:

1.Recibir a tus invitados sin música

Todos los novios queremos que nuestros invitados se sientan como en casa el día de nuestra boda, pero a menudo descuidamos su llegada al evento. Cuando un invitado llega al espacio donde se celebra la boda antes de la hora prevista, o bien si no conoce a mucha gente, crea una sensación de inquietud del tipo “¿Qué hago yo aquí?”

¿Como evitarlo? Proporcionales una buena bienvenida con limonada, aguas aromáticas, o refrescos y recíbeles con música ambiental. Les relajara y animara a relacionarse consiguiendo que todo fluya hasta el momento de la ceremonia.

2.Varios espacios varios equipos

Este es otro de los errores más comunes en parejas que quieren una boda en un entorno rural. Estos espacios ofrecen la posibilidad de variar las zonas donde va a transcurrir la acción. Por tanto, en cada una de estas zonas deberá tener un equipo de sonido que permita escuchar la música adecuadamente, sin ser molesto ni sin tener cables que puedan entorpecer. Aseguraros que vuestro dj tiene equipo suficiente para cubrir cada zona y que no deberá de mover el equipo mientras se desarrolla la acción. También tendréis que aseguraros de que la potencia eléctrica de la casa pueda soportar el equipo necesario.

3.Acústica del lugar

Otro gran olvidado, y es que la acústica del lugar puede variar si es interior u exterior, según el tamaño de la sala, el número de invitados. Por eso es necesario que hagáis previamente una visita técnica con vuestro dj o técnico de sonido para que pueda determinar qué equipo será necesario para que todo suene perfecto. Recordar cuando realicéis la coordinación de la boda dejarles un tiempo el día de la boda para que puedan realizar pruebas de sonido y ajustar volúmenes antes de la llegada de los invitados.

4.No tener música en directo.

 La música es una forma más de transmitir sentimientos y emociones. ¿Y al final en una boda transmite lo mismo, ¿no?

Entonces si quieres que tu ceremonia tenga esa calidez no dudes en buscar música en directo. Sorprenderás a tus invitados, y cuando empiece la música sentirás como la piel se te eriza un segundo antes de entrar.

5.Spotify

No a Spotify. Si, lo sé un Dj puede pareceros caro, pero una lista de Spotify mal elegida puede ser la peor pesadilla de la fiesta. Además, muchas de estas casas rurales no disponen de wi-fi, por lo que, si un invitado quiere escuchar una determinada canción, no podrá hacerlo.

Si finalmente optáis por hacer vosotros una lista de reproducción, recordar siempre dejar a una persona encargada del ordenador (no sería el primer portátil roto que veo porque una copa acaba encima en pleno baile) y tener copias de seguridad en distintos formatos de la música para tener un plan b en caso de emergencia.

Ahora ya no tienes excusa para que el día de tu boda todo suene genial. ¿Te preocupa algo mas sobre la música que va a sonar el día de tu boda? Déjame un comentario y prometo ayudarte lo antes posible.

 

Deja tu comentario

  1. Estamos muy de acuerdo con los puntos 3 y especialmente el. En nuestra opinión, tener un grupo en directo en una boda puede marcar la diferencia y calar más hondo en la memoria de los invitados y los novios y lo vemos todas las semanas.
    Un saludo!

dalia solé

Bienvenid@s a nuestro blog. Queremos que este espacio te sirva de inspiración para diseñar tu gran día.

¿Nos acompañas?

INSTAGRAM

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay una cuenta conectada para el usuario 3963256440 El feed no se actualizará.

servicios dalia sole

– SUSCRIBETE –

Abrir chat
1
¡Hola!
¿Quieres que tu boda sea una fiesta? Cuéntame que tienes en mente